Semblanza de la Cofradía

Semblanza de la Cofradía.

Se cuenta a través de generaciones que la Semana Santa almuñequera data del siglo XVI, cuando los territorios ocupados por los musulmanes eran cristianizados. Almuñécar, que entonces era de dominio árabe fue cristianizada por emigrantes procedentes de Castilla, los cuales se trasladaron a nuestra localidad con sus costumbres. Estos emigrantes trajeron consigo imágenes articuladas, que mediante mecanismos se movían y representaban la Pasión de Cristo, llamada popularmente “El Paso”.

Las imágenes que hacían la Estación de Penitencia, eran la Verónica, San Juan Evangelista, Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores, por ello, Almuñécar es de los pocos sitios de Andalucía que celebra “El Paso”, habiendo sido nombrado como de Interés Turístico Nacional y recibido el Premio Turismo de Granada 2019.

Al no disponer de información fidedigna del antiguo historial de la Cofradía, de si fue o no Hermandad de Penitencia con anterioridad al año 1945, nos remitimos desde el mismo.

La Cofradía de San Juan Evangelista de Almuñécar, según el Libro de Actas de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, fue la primera en constituirse como Hermandad de Penitencia, tras consultar con antiguos cofrades, data su origen del año 1945, sus Estatutos fueron aprobados por el Arzobispado de Granada, el 28 de Junio de 1954. Eligiendo la imagen de San Juan Evangelista como titular de la misma, obra del imaginero granadino Domingo Sánchez Mesa.

Durante el transcurrir de los años esta Cofradía fue modelo de organización, llegando a adquirir la imagen de Ntra. Sra. de la Esperanza, muy querida y conocida en la localidad, teniendo su primer desfile procesional en la noche del Miércoles Santo del año 1957.

Posteriormente sobre el año 1970, un grupo de jóvenes, la mayoría hijos de los anteriores integrantes de la Cofradía, motivados por el abandono en que se encontraba ésta, empezaron a reorganizar la Cofradía, siendo sus primeros pasos la construcción de un nuevo trono para la imagen de San Juan, un grupo de horquilleros, así como la inscripción de cofrades.

En el año 1983 se encarga al imaginero granadino D. Antonio Barbero Gor, la imagen de un Cristo crucificado, hoy titular de esta Cofradía con el nombre de Stmo. Cristo de la Buena Muerte, siendo en la noche del Jueves Santo de 1984, su primera salida procesional, estando la imagen de San Juan arrodillado a los pies del Cristo, siendo este paso de misterio, de los más vistosos de nuestra Semana Santa almuñequera.

Antonio Barbero Gor es considerado por la crítica artística más lúcida, como el escultor e imaginero último de la amplia y nutrida saga de cualificados y notorios maestros de la escuela granadina. Su padre D. Benito Barbero Medina y su tío el afamado D. Rafael Barbero Medina lo inculcaron en el camino de la imaginería. Las dotes técnicas de don Antonio Barbero lo catapultan como el único imaginero andaluz de su tiempo, capaz de liberarse de la influencia de la tradición y el más idóneo y capacitado para realizar una obra sagrada contemporánea y a la vez, respetuosa con la escuela, llegando a ser Doctor y profesor Titular de la Universidad de Granada.

Durante los años noventa, se encarga la talla de una Dolorosa con la denominación de María Stma. de la Amargura, que es bendecida el 5 de Marzo de 1994, dicha talla fue sustituida por la actual realizada por el joven escultor Don J. Antonio Blanco Ramos. Dicho escultor también realizó 4 angelitos para las capillas del trono y llevó a cabo la restauración de San Juan Evangelista.

En Mayo del año 1993, son aprobados unos nuevos Estatutos pasando la Cofradía a denominarse,VENERABLE Y ANTIGUA COFRADÍA DE PENITENCIA DEL STMO. CRISTO DE LA BUENA MUERTE, MARÍA STMA. DE LA AMARGURA Y SAN JUAN EVANGELISTA DE ALMUÑÉCAR”.

La sede canónica de la cofradía es la Iglesia Parroquial de la Encarnación de Almuñécar, siendo su domicilio social el Templo El Salvador, donde están ubicados sus Sagrados Titulares.

En la actualidad, contamos con unos 355 penitentes activos, 130 horquilleros y 40 camareras/mantillas. La mayoría de los cofrades son niños y jóvenes, por lo que la Cofradía también es conocida por su juventud. La Cofradía está formada por familias enteras, sobre todo del pueblo, en las que desde el abuelo/a al nieto/a son cofrades. Debido a que es de las más antiguas Cofradías de Almuñécar, se la sigue conociendo popularmente como “Cofradía de San Juan” o “San Juanico”.

 

Paso de Misterio

Simbolizando un Gólgota completo, el cual representa los últimos momentos de Nuestro Señor clavado en Su Cruz, acompañado por María en su Advocación de La Amargura y San Juan Evangelista.

De estilo neobarroco, tallado por el artista D. Antonio Moreno Carrasco e hijo, fue reformado posteriormente, en el año 2001, en los talleres malagueños de D. Salvador Lamas Blanca, presenta el paso cuatro capillas en las esquinas, que actualmente están ocupadas por angelotes, las cuales están pensadas para ubicar cuatro evangelistas, columnas salomónicas doradas y guirnaldas, en la parte delantera tiene tallado el escudo de la Hermandad, con terminación realizada en los talleres granadinos de D. Cecilio Reyes, en pan de oro fino y policromía.

En su cartela trasera está tallada la figura de la Virgen de la Antigua, Patrona de Almuñécar, y en las cartelas laterales están tallados el escudo arzobispal del Arzobispo fundador de la  Iglesia de la Encarnación, antigua colegiata, el Águila Real y los Sagrados Evangelios, Símbolos representativos de San Juan Evangelista. El Paso se alumbra con cuatro arbotantes que fueron elaborados en Málaga, por  D. Salvador Lamas Blanco en madera de cedro real, con 11 tulipas en cada uno y dorados, en Granada, junto a cartelas y columnas, por talleres de D. Cecilio Reyes que también realizó el barnizado de la canastilla.

La nueva base de la canastilla ha sido realizada y dorada en los talleres Alberto Berdugo de Málaga, junto a los terminales dorados de varal y campana durante 2019. La estructura formada por 12 varales telescópicos estuvo a cargo del taller malagueño de D. Antonio Cabra.

El Paso de Misterio es portado por entre 100 y 120 horquilleros.

 Durante la mañana del Viernes Santo, para la celebración de “El Paso”, la imagen de San Juan Evangelista va sobre unas pequeñas andas que son restauradas en 2007. Esa mañana, a los pequeños cofrades que van acompañando a “San Juan” durante el recorrido procesional, se les facilita unos pequeños datos sobre la vida de San Juan Evangelista, que ellos van recitando durante el recorrido. Una vez finalizado el recorrido se realiza el traslado desde la Iglesia de la Encarnación al Templo El Salvador, en el que niños y padres, con hábitos o sin ellos,  acompañan a la imagen de San Juan Evangelista por las calles que llevan hasta el Templo donde se encuentran Nuestros Sagrados Titulares.

Características de esta Cofradía son las famosas y austeras albarcas de sus horquilleros, la cuales representan el calzado utilizado en la época de Nuestro Señor. A nuestros hombres de trono, se les da el curioso nombre de Horquilleros, clara alegoría a las antiguas horquillas que soportaban el peso de las pequeñas andas en las paradas.

Los horquilleros llevan verdugo verde con escudo de la Cofradía, color de “La Esperanza”, tradición que aún se mantiene. Dichos Horquilleros  son orgullo y ejemplo de entrega, pundonor y abnegación cada Jueves Santo, teniendo en cuenta las dificultades del recorrido procesional,  creando escuela dentro y fuera de nuestra Semana Grande.

El grupo de camareras viste mantilla roja burdeos con vestido negro. Son ejemplo de organización en las filas. Su trabajo y dedicación durante todo el año es muy importante para la Cofradía.

En el año 2009, se conmemoraron los veinticinco años del Stmo Cristo de la Buena Muerte; coincidiendo con tal onomástica, el Iltmo. Ayuntamiento de Almuñécar, tuvo a bien otorgar su nombre a la plaza del atrio del Templo del Salvador, pasando a ser conocida como Plaza Cristo de la Buena Muerte, la cual se inauguró el 17 de Octubre de 2009. Dicha onomástica tuvo su culmen en la salida extraordinaria del 31 de octubre, en la cual nuestro Titular fue sacado en procesión, para que el devoto Pueblo de Almuñécar, pudiera disfrutar desde cerca y en primera persona de nuestro Sagrado Titular.

Durante las Fiestas Patronales de Agosto de Almuñécar, la Cofradía, con el fin de obtener recursos, abre su “Caseta San Juanico”, una de la más conocidas y concurridas de nuestra localidad, por su entorno familiar, la cual está atendida por hermanos/as de la Cofradía, también participa en el certamen de Cruces de Mayo, así mismo en Cuaresma, edita su Boletín anual, que en 2014 cumplió su número XXV.

En Junio de 2014, se cumplió el 60 Aniversario de la Aprobación de los primeros Estatutos de la Cofradía.

Desde hace unos años, se organiza unos días antes de la Nochebuena, un recorrido por las calles de nuestra localidad, con los pequeños de la Cofradía, con motivo de la Navidad.

Los Cultos a los Sagrados Titulares se suelen celebran en Septiembre, en honor a María Stma. de la Amargura, en Noviembre, en honor al Stmo. Cristo de la Buena Muerte, en Diciembre con motivo de la Festividad de San Juan Evangelista y en tiempo de Cuaresma.

Durante los pasados años, con el inestimable trabajo de varios hermano/as cofrades, se ha reformado la sede de la Cofradía en los bajos del Templo de El Salvador, adecuándola para el desarrollo de la actividad de la Cofradía.

Durante la década 2009-2019, las Imágenes de nuestros Sagrados Titulares han recibido distintos procesos de conservación y restauración en los Talleres Legno Restauro de Úbeda (Jaén).

En 2019 se ha celebrado el XXV Aniversario de María Stma. de la Amargura, año que estrenó nueva corona que lucirá en 2020 ya totalmente terminada en los Talleres Angulo de Lucena (Córdoba).

Actualmente, la Cofradía tiene distintos proyectos de incorporación de nuevo patrimonio al desfile procesional, de obra social, de restauración de enseres, que poco a poco, se van haciendo realidad, gracias al trabajo y la dedicación de todos los hermanos/as, y a las ayudas de colaboradores, los cuales hacen posible que la “Cofradía de San Juan”, realice su Estación de Penitencia, cada Jueves Santo y desarrolle sus actividades y fines cofrades durante el año.